/ Mapa de Sitio / Contacto
  


ITPachuca  

Murales

“La Aventura de la Ciencia”

Datos generales:

Autor
Jorge Luis Domínguez Chequer
Técnica
acrílico
Muro o bastidor
muro
Medidas
3.20m x 5.50m
Estado físico
Excelente
Descripción de la obra
Está pintada en sección aurea


En esta obra se representa la historia de la humanidad y su avance Tecnológico, iniciando en la parte superior izquierda en colores rojos se observa en un espacio curvo, aspectos negativos del hombre con ayuda de la ciencia como son la guerra, contaminación, uso de la energía nuclear de forma negativa, hambrunas, cambios climáticos; en su contraparte en la parte superior derecha en un espacio curvo y en colores azul verdosos se ven aspectos positivos de la ciencia como son la optimización de recursos naturales y mejores alimentos, la cibernética, ciudades optimizadas, mejoramiento de transportes, las ciencias químicas y farmacéuticas para mejoramiento de la calidad de vida del hombre y del planeta, y por último la optimización de la máquina perfecta como es el hombre al límite de sus capacidades en competencias mundiales.

Al centro se encuentra la tierra como centro de toda la actividad tecnológica del hombre y alrededor de ella de forma de espiral siguiendo el orden del número divino o secuencia del fibonacci, se encuentra la historia de la humanidad a grandes rasgos.

En la primera esfera (la más pequeña de dicha secuencia) se representa el big bang como el inicio de todo.

En la segunda el inicio de la vida, representada por una molécula de ADN.

En la tercera el inicio de la actividad creativa del hombre como es el dominio del arte por el hombre prehistórico y que con esto nos demuestra el dominio que tenía por su entorno.

En la siguiente esfera se aprecia una cultura milenaria de gran influencia en el mundo antiguo como lo fue la egipcia y sus conocimientos para realizar obras tan relevantes como las pirámides y la esfinge, mismas que podemos apreciar aún en nuestros días, así como jeroglíficos en donde representa en este caso a escribas realizando anotaciones para el control de sus cosechas.

En la siguiente se aprecia a la cultura griega que se ha tomado como la base del pensamiento moderno, mismo que es representado con el Partenón que es un referente de la perfección en la arquitectura, y en la parte inferior el teorema de Pitágoras.

Posteriormente vemos a la esfera que representa al renacimiento que fue el movimiento que liberó al hombre de los lastres religiosos y supersticiosos, con un modelo de ingeniería del hombre que su forma de pensar y razonar aun nos llena de asombro, y una inspiración a seguir para los hombres de ciencia como lo fue Leonardo da Vinci.

Posteriormente vemos la esfera referente a la revolución industrial que fue en donde el hombre puso a su servicio todos los conocimientos recabados por todos estos años y realizar máquinas para optimizar su trabajo y realizar sus actividades en un mejor tiempo así como en un menor esfuerzo, asimismo el adelanto de la ciencias y matemáticas modernas con matemáticos como Gauss, Newton, Leibitz, Descartes, etc. Que fueron los iniciadores de las matemáticas modernas.

Y por último, la esfera actual y futura ya que representa al científico más representativo de nuestro tiempo como lo fue Albert Einstein con su famosa formula de la transformación de la energía, también se observa la fachada del instituto tecnológico de Pachuca y la tendencia que tiene el hombre con todos sus avances científicos que es el conocimiento del espacio exterior por medio de viajes espaciales, como queriendo encontrar en el espacio las respuestas ¿de dónde venimos? Y ¿hacia dónde vamos?

Alrededor de todo esto se ve la estación espacial que ha sido algo de lo más avanzado que ha hecho el hombre; en el fondo entre nebulosas se ve las sombras de una torre de energía eléctrica, una presa y la salida de una mina en donde se ve a un minero cansado que va hacia las entrañas de la tierra, y en la entrada a un niño que lo ve con la esperanza de encontrar un mejor futuro para la humanidad con la ayuda de la educación y la ciencia.

En la parte superior se ve la evolución del hombre y como arropando con ayuda de nebulosas y planetas se dibujan el escudo de nuestro instituto.

Posteriormente a los extremos se ve a la izquierda a un atleta de tula policromado (el cual se realizó como un ejercicio de cómo se hubiera visto en su esplendor de acuerdo a los vestigios de color encontrados en los atlantes originales y siguiendo toda la simbología que cada color tendría para los toltecas, únicamente faltó cómo tendría los ojos, así como la forma de la nariguera y si tenían algún adorno adicional en las orejeras, ya que de esto no hay vestigios) tomado como representación de una de las culturas de mayor influencia en las culturas prehispánicas en aspectos de religión, ciencia y arte, además de encontrarse el asentamiento de esta cultura dentro del estado y que llene de orgullo a los hidalguenses.

Flanqueando en el extremo opuesto vemos el monumento a la independencia, mejor conocido como el reloj de Pachuca ya que es un símbolo de la ciudad capital, en él se representó la cara donde se encuentra la estatua que representa a la independencia y que en la parte inferior indica la fecha de ésta (1810) y la hora representada en el reloj es la hora en que inició actividades el entonces instituto tecnológico regional no. 20.

Estos dos elementos están unidos como si fuera un puente en el tiempo que uniera lo antiguo con lo moderno, a los arcos de Zempoala o arcos del padre tembleque, que son una obra de ingeniería que sigue sorprendiendo a propios y extraños en nuestros tiempos y que son reconocidos como los arcos más altos del mundo.

Apoyados sobre dichos arcos una mujer y un hombre sentados.

En donde la figura femenina representa a la educación, las instituciones, la cultura, mismas que nos muestra un libro envuelto en un halo de fuego donde están inscritas en la pagina izquierda la fecha del inicio de la educación tecnológica en hidalgo y en la subsecuente la fecha de inicio de actividades de nuestro instituto.

Por su parte la figura masculina representa el conocimiento, el científico, el avance tecnológico, mismo que nos muestra un átomo que es la representación de la parte de la materia básica y que llega a formar todo lo que vemos, tocamos y que es motivo del estudio más profundo del hombre.


“El Hombre Alimenta el Ingenio
en Contacto con la Ciencia”

Datos generales:

Autor
Jorge Luis Domínguez Chequer
Técnica
Óleo Sobre Tela
Muro o bastidor
Bastidor Montado
Medidas
2m x 4m
Estado físico
Buenas Condiciones
Descripción de la obra
Está pintada en sección aurea


La composición de la obra está en forma de tríptico, en la primer sección representa en la parte superior al hombre prehistórico, que es el que toma o experimenta por primera vez todo lo que le rodea, como el poder dominar el fuego para su beneficio, y construcción de herramientas para facilitar su trabajo mediante observación y experimentación, planear la caza de una manera más eficiente para poder alimentarse, etc., en la parte inferior ya adentrándonos al estado de hidalgo vemos a Quetzalcóatl, que fue el artífice de una de las culturas de mayor influencia en Mesoamérica como fue la cultura tolteca, ya que dio un gran impulso a la religión, la ciencia y las artes, dicha influencia llega hasta la región de los mayas que son quizá los mayores exponentes de la ciencia en el México prehispánico, en la parte derecha superior vemos avances tecnológicos de mayor influencia en nuestra actualidad y en la parte inferior representamos a la minería que fue quizá el detonante más importante para el progreso de la región y lo más significativo de la ciudad de Pachuca y por último al centro representamos a un ser andrógino en representación de la humanidad que con bases firmes (representación de la tierra) y teniendo a su comprender en primera instancia lo que se encuentra en su entorno en este planeta para poder explicar lo que siempre le ha dado curiosidad y que su imaginación a veces fantasiosa ha querido explicar, pero dichas respuestas las ha encontrado con ayuda de la ciencia y es por eso que extiende las manos hacia el universo enmarcando una constelación que toma la forma del escudo de nuestra institución.


Ing. Jorge Luis Domínguez Chequer

Ex alumno del instituto tecnológico de Pachuca, egresado de la carrera de ingeniería civil, con maestría en administración de la construcción, estudió durante 3 años en el instituto hidalguense de bellas artes con los maestros Juan Manuel castellanos Paulín y Teodoro cortés cervantes, participante en los juegos culturales y deportivos a nivel nacional de escuelas secundarias técnicas con sede en la ciudad de Morelia, Mich. Y representante del instituto tecnológico de Pachuca en los juegos culturales a nivel prenacional, ha participado en exposiciones colectivas en el instituto hidalguense de bellas artes y en exposiciones individuales en la escuela secundaria técnica no. 1, escuela secundaria Jesús Reyes Heroles en Tlanchinol, Hgo. Y en el instituto tecnológico de Pachuca, jurado calificador en los juegos culturales a nivel regional de escuelas secundarias técnicas.



/ Ir arriba / Volver a Tecnológico Volver al inicio